Puede combinarse con cualquier otra modalidad terapéutica, mejorando la elasticidad, aumentando el flujo sanguíneo y disminuyendo el dolor en los tejidos tratados.

Objetivos:

  • Aceleración de la recuperación de lesiones agudas y crónicas del sistema musculoesquelético (tendinitis, artritis, bursitis, desmitis, desgarros musculares, etc.)
  • Tratamiento de lesiones en áreas profundas donde otras terapias no llegan (articulación sacroilíaca, músculos glúteos profundos, musculatura paravertebral, músculos iliopsoas, etc.)
  • Recuperación posquirúrgica (incluyendo presencia de implantes metálicos y de osteosíntesis)
  • Cicatrización de heridas
  • Mejora de la flexibilidad de los tejidos (músculos, ligamentos, tendones)
  • Terapia de calor (hipertermia local superficial y profunda)
  • Drenaje linfático
  • Drenaje de edemas
  • Antiinflamatorio, analgésico
  • Mejora de la estabilidad muscular y recuperación de la movilidad en procesos neurológicos que afectan al sistema musculoesquelético
  • Facilitación de la terapia manual y ejercicios de rehabilitación
  • Terapia complementaria con otras modalidades terapéuticas